10 cosas por las que los madrugadores se diferencian del resto

Creado por: Jacobo Menéndez el día 04/02/2019

¿Envidias a esas personas que siempre tienen tiempo para todo? ¿Quieres sentirte en forma desde que te levantas, quemar energía y dormir como un bebé por la noche? ¿Habías pensado alguna vez que madrugar te permite hasta obtener descuentos en la luz?

No lo dudes, madrugar tiene beneficios para tu cuerpo, mente, trabajo y hasta bolsillo.

Los beneficios de madrugar

Triunfarás: te despiertas, estás en la cama y en lugar de pensar: "cinco minutos más...", piensas: "si quiero tener éxito, ahora debería levantarme y terminar ese trabajo que tengo pendiente". Y de paso puedes añadir: "lo voy a acompañar con un capuccino y mi chocolate favorito" por si necesitas más recompensa y energía.

A quien madruga, Dios le ayuda: si algo perdura es la religión, y con razón. Tu glucosa sube por la mañana, tus sueños acaban de limpiar tu subconsciente, tu cortisol alto abre tus sentidos y te prepara para un subidón de energía. ¿Es una experiencia mística? No lo sabemos, pero con toda probabilidad es el momento en que darás con la solución a ese problema que te ronda la cabeza.

Mejor rendimiento para el ejercicio físico: un estudio de la Universidad de Bangor del Reino Unido ha demostrado que por la mañana nuestro metabolismo está más activo, por lo que es el mejor momento para hacer deporte si quieres perder peso... y si no lo es pero querrías dormir más pronto por la noche, haz ejercicio al atardecer y aprovecha la mañana para aquello que ibas a hacer por la tarde.

Aun así, verás que hacer ejercicio al amanecer te ayudará a sentirte positivo todo el día.

Mejora la calidad de tu sueño: nuestro cuerpo está hecho para dormir en las horas de oscuridad, por medio de la melatonina que secreta nuestra glándula pituitaria. Sus niveles son máximos aproximadamente de 12 de la noche a 7 de la mañana, y hace que entonces nuestro metabolismo sea más lento, nuestra concentración y ánimo empeore... pero la calidad de nuestro sueño mejore. Intenta seguir ese ritmo natural.

Mejora la calidad de tu piel: por la noche la piel se renueva. Trasnochar o no dormir por la noche ocasiona manchas en la piel, arrugas, ojeras y pérdida de firmeza. Además, aprovecharás todas las cualidades de una crema facial si la aplicas por la noche antes de dormir.

Mejora tu alimentación: tómate tu tiempo para disfrutar de un desayuno completo que contenga vitaminas, proteínas, carbohidratos... además, está demostrado que las personas que se levantan pronto queman unas 250 kcal más al día, por lo que no tendrás que preocuparte tanto de eso.

Tendrás más tiempo: incluso es posible que duermas menos horas pero te sientas bien, ya que el sueño nocturno tiene más calidad. Te permitirá poder dedicar la tarde a tus aficiones o a estar con gente a la que querías ver, a mejorar la productividad en el trabajo. Y, al tener más tiempo, todo te lo tomarás con más tranquilidad.

Mejora tu sistema inmune: la exposición matinal a los rayos del sol produce la activación de los procesos celulares y uno de los principales es el sistema inmunitario. ¡Lo notarás!

Estás más concentrado/a: si trabajas por la mañana, estarás más concentrado, alerta a los detalles, podrás detectar mejor los errores, ver mejor las soluciones a los problemas... serás más productivo/a. Eso también te ayudará a ganar tiempo. Y sobre todo a ser más eficiente: serás más creativo y tu trabajo tendrá más calidad.

Serás más feliz: tener más tiempo, conseguir con éxito lo que te has propuesto, ser más independiente, tener mejor aspecto físico y mejor salud... todo eso lo logras madrugando. Como consecuencia, serás más feliz, y eso de nuevo te motivará para seguir así.

Calendario

Próximas

No hay actividades previstas en las próximas semanas. ¡Estáte atento!