¿Sabes cuál es el origen del Blue Monday?

Creado por: Jacobo Menéndez el día 21/01/2019

¿Te has levantado hoy más triste, desanimado, desganado? La razón puede tener que ver con que hoy es lunes. Pero no uno cualquiera, sino el tercer lunes de enero, que, como todos los años, lleva la fatídica etiqueta de ser el día más triste del año. Se trata del conocido Blue Monday, término acuñado por primera vez en 2005 por el psicólogo Cliff Arnall, de la Universidad de Cardiff, en Reino Unido, para describir supuestamente el día del año en el que nuestro ánimo parece decaer hasta sus mínimos.

¿Cómo nació el Blue Monday?

Pero, no hay nada por qué alarmarse. El concepto de Blue Monday fue definido por el profesor universitario por encargo de la empresa Sky Travel. La idea formaba parte de una campaña publicitaria con el fin de vender sus productos comerciales, especialmente billetes de avión y paquetes vacacionales. Arnall construyó hasta una fórmula matemática que establecía que en este día estaríamos todos más tristes y que la forma inequívoca de contrarrestarla era dando rienda suelta a la imaginación pensando en vacaciones y viajes. Por lo tanto, a la vista está que no tiene ninguna validez científica.

Un día con fórmula matemática

La compleja fórmula del profesor Arnall (que más tarde fue despedido de las filas de la universidad) se refiere a un conjunto de variables climáticas, económicos y sociales que influyen en el carácter y el ánimo de las personas, propias del mes de enero, que sirvieron para ser los componentes de dicha fórmula: 1/8C+ (D-d)3/8xTI MxNA, donde la C es el tiempo meteorológico; la D, las deudas navideñas; la d, el dinero cobrado; la T el tiempo transcurrido desde el final de las navidades, la M es la motivación y la NA, la necesidad de actuar.

El (poco) entusiasmo de los lunes es general

El día surgió como resultado de reunir en el mismo mes la cuesta de enero, los días más fríos, la resaca emocional posnavideña, las deudas por el exceso de gastos durante las fiestas de fin de año, la frustración porque ha pasado una cantidad suficiente de días como para darse cuenta de que ya se han abandonado los propósitos que se hacen nada más comenzar enero. A ello se añade la desidia habitual en ese día de la semana, ya que en general, el lunes no le gusta a nadie. Así lo demuestra un estudio realizado por la empresa británica Marmite, que indica que, en promedio, en un 50% de los encuestados llegan tarde al trabajo ese primer día laboral, no sonríen hasta las 11:16 a.m. y solo logran un trabajo productivo de 3 a 5 horas.

Pese a que está claro que el Blue Monday tuvo su origen en fines comerciales, el concepto ha calado hondo y las marcas lo siguen utilizando como invitación a dejar a un lado todos los malestares del mes de enero y a consumir sus productos. Así, al dar una vuelta por Internet se puede ver desde la promoción de una tarde en la bolera hasta contratar un seguro de vida, o desde pedir una pizza un día de entre semana hasta apuntarse a un curso de voluntariado.

Aunque no sea verdad, hay claves para combatirlo

Tanto se habla del supuesto día de la tristeza que hasta se han llegado a realizar estudios sobre la existencia del fenómeno. Job Today que indica en el informe ‘No estés triste, el Blue Monday no existe’ que los españoles recurren a Google para investigar sobre las emociones relacionadas con el Blue Monday y las comunidades autónomas donde se realizaron más búsquedas sobre estos temas en la misma fecha en 2018. Los resultados desvelaron que los navarros son los más preocupados por el estrés y la ansiedad, los extremeños por la tristeza, los cántabros por el cansancio, los murcianos por la angustia, los catalanes por el mal humor y los melillenses por la depresión.

Aunque todos los factores incluidos en la ecuación de Arnall efectivamente afectan el estado de ánimo, la teoría de Blue Monday carece de toda evidencia científica. Sin embargo, siempre hay una excusa para sentirnos mejor y darnos algún homenaje con pequeños gestos como comer chocolate, desayunar fuera de casa, hacer una escapada al aire libre, ir al teatro, hacer una actividad divertida, escuchar música, vestirse con tonos alegres, hacer ejercicio o rodearse de gente positiva.

Calendario

Próximas

No hay actividades previstas en las próximas semanas. ¡Estáte atento!